viernes, 13 de abril de 2007

¿Quién le dicta el libreto a Bachelet?

por Horacio Elsinger

La presidenta Michelle Bachelet de Chile le pidió "respeto" al comandante Hugo Chávez después de que éste reaccionara indignado con el Senado chileno que aprobó una moción de censura contra la decisión del gobierno venezolano de no renovar la concesión a Radio Caracas Televisión.
La socialista chilena mide con distintas varas las acciones, ya que piensa que Chávez no puede hacer consideraciones sobre el Senado chileno, al cual sin rodeos trató de "facista", en cambio este reducto de la reacción chilena sí puede entrometerse en las decisiones soberanas de otro país latinoamericano.
No está de más aclarar que según las leyes venezolanas el espacio radioeléctrico es propiedad del Estado, y por lo tanto está en su legítimo derecho de renovar o no una concesión, y que la dirección de Radio Televisión Caracas jugó un claro papel golpista durante el intento frustrado de la derecha venezolana en abril del 2002 que quedó documentado en las propias imágenes que difundió el canal.
Una vez más queda de manifiesto la complicidad de los socialistas chilenos con la derecha de su país, la misma que derrocó a Allende ensangrentando el país y que ahora se desgarra las vestiduras "por la libertad de expresión en Venezuela".
Después de todo son los mismos gobernantes socialistas que permitieron que un genocida como Pinochet muriera en la cama y que el ejército le diera una despedida “en calidad de comandante en jefe benemérito”.

1 comentario:

Jorge Lacroix dijo...

Muy bueno tu artìculo sobre las diferencias entre el proceso
revolucionario
cubano y la revoluciòn bolivariana.
Tu análisis del foquismo es impecable.
Solo quiero hacer un par de comentarios ,acerca de interrogantes que
surgen
del texto.
El primero,sobre el llamado socialismo siglo xxi,concepto por demàs
ampuloso
,para llamar a lo que en realidad se trata de un desarrollo capitalista
autocentrado. Pero asi tomado el concepto,se articula con el segundo
problema a resolver.
Y se trata e un viejo asunto discutido por largos años , y que vuelve a
estar en el tapete actualmente ,tomado de tu excelente publicaciòn .
Y se trata de el tema de la necesidad de construcciòn delPartido
revolucionario. Tal construciòn es un tema que se puede soslayar, o es
un
reaseguro de la continuidad y triunfo de las banderas revolucionarias.
Fidel tambièn llegò al gobierno sin Partido. Chavez ,en ocasiones
,habla del
partido Unico de la revoluciòn. Pero en tèrminos generales, es una
discusiòn,pendiente , que nos debemos los miloitantes de la Izquierda
>nacional,si estamos dispuestos a no dejar caer las banderas del
socialismo
y la unidad latinoamericana.
Serìa muy de mi agrado si pudièramos llevar a cabo fraternalmente èsta
discusiòn. Un abrazo. Jorge